Hoy estamos de presentación de una nueva integrante de la colección de Leo, una Cinelli clásica de contrarreloj de principios de los años 90 que formó parte del equipo Seguros Amaya. Tras sus años de gloria pasó a “segunda”, donde se utilizó para el entrenamiento de las nuevas promesas de contrarreloj en el campeonato de España de esta disciplina, años en los que fue pintada en los colores actuales.

Actualmente y siguiendo la vida de esta magnífica “cabra”, podemos decir que lejos de jubilarse se encuentra en plena madurez y con mucha vitalidad para seguir disfrutando de la carretera tras su puesta a punto. De momento no tenemos pensado devolverla a sus colores originales por falta de tiempo y exceso de trabajo de taller, pero todo se andará, ya estamos buscando una equipación completa del Amaya Seguros para poder revivir algún día sus mejores años en alguna de las marchas de la Retroibérica.

En el plano técnico podemos decir que parte de la base de un cuadro Cinelli de tipo contrarreloj con tubería Columbus, rueda trasera de 700 y delantera pequeña de 26″ con llantas Campagnolo, manillar de contrarreloj también de la firma Cinelli modelo Terra, potencia ITM milimetrada, sillín Concor Light, tija Savoretti y grupo completo Shimano 600.

Siguiendo nuestra tradición de ponerle nombre a las bicicletas de la Colección de Leo, Amaya nos pareció el apropiado evidentemente por su pasado en el equipo ciclista que llevaba ese nombre y no por la famosa abeja de dibujos animados, por lo que así la conoceremos en adelante.

Está disponible para alquiler, por lo que si te apetece ir a una marcha retro con ella sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros aquí. Actualmente estamos terminando de ponerla a punto, con neumáticos de competición, cámaras, zapatas de freno, cadena, fundas y cableado nuevos, para garantizar el disfrute de esta Cinelli clásica de contrarreloj sin ningún tipo de riesgo ni contratiempo.

Motobecane Porteur Parisien 1958 (2ª parte)
Orbea Flavia, de bicicleta antigua a urbana (3ª parte).