Orbea de señora años ´40 | La Dolores

Conservación y restauración de una bicicleta para señora marca ORBEA del año 1940

Orbea de señora años ´40 | La Dolores.

Esta preciosa bicicleta de varillas llegó a nosotros desde un trastero de una casa, la cual empezaba unas obras que llevaron a vaciar todo y tirarlo. Vino acompañada de una Bh plegable roja, las dos en lamentables condiciones, mucho óxido, suciedad y algunos componentes bastante destrozados.

Nuestras caras cambiaron cuando se nos ocurrió levantar la funda que traía el sillín, ¡menuda sorpresa nos llevamos! debajo había un sillín impecable modelo Orbea Favorito, con óxido en la estructura pero estaba claro que había estado muy protegido.  En ese momento pensamos que era perfecta para formar parte de nuestra colección.

Podéis ver en las fotos que no solo tiene estupendo el sillín sino que también (salvo en algún punto) las calcas están perfectas, tiene la pintura con muchos picotazos, señal de los años que lleva a sus espaldas, pero con mucha historia.

La desmontamos, quitamos el óxido que pudimos, pulimos algunas zonas y limpiamos bien todo. Esta Orbea tenía mucho debajo, había merecido la pena ponerse con ella. Una vez montada, con ese maravilloso cubrecadena y sus guardabarros predispuestos a un cubre falda que le pusimos más tarde, pensamos en darle un toque intentando semejarse a lo que pudo haber tenido en sus años mozos. En lugar de unos puños de goma o plástico, le pusimos cuero tratado, envejecido y con el mismo tono que su sillín. De la misma manera forramos también las varillas del freno para protegerlas y que en invierno al frenar no tuviéramos que notar el frio del metal.  Pero aún le faltaba algo, algo personalizado, y fue por ello que confeccionamos una bolsa exclusivamente para ella también acorde con ese cuero con gusto a viejo.

Actualmente es nuestra Dolores, bautizada así el día que volvió a rodar. Espero podáis disfrutar de ella con estas fotos como lo hacemos nosotros.

Entrada relacionada en el blog: “Bicicleta Orbea señora año 1940, nuestra “Dolores”…”