Colección de bicicletas de cicloturismo

Viajeras con estilo

Bicicletas de cicloturismo

Actualmente la gran especialización de la industria dedicada al ciclismo nos permiten acceder a diversos cuadros específicos para bicicletas de cicloturismo, cuadros, ruedas y cambios han ido evolucionando para proporcionar una gran resistencia y fiabilidad al usuario de esta modalidad.

¿Existía esta modalidad antiguamente? En principio no, al menos de una manera declarada como hablamos en la actualidad.

El nacimiento del cicloturismo fue la lógica evolución del proceso de expansión del ciclismo, el uso habitual de la bicicleta se fue ampliando a otras actividades, a golpe de pedal, emulando a aquellos grandes héroes de las primeras competiciones, bajo el nombre de brevets, o simplemente realizando cortos viajes con el simple afán de disfrutar de nuestro tiempo libre.

Para hacer cicloturismo, opinamos que la mayoría de los cuadros de las bicicletas clásicas y antiguas son lo suficientemente resistentes para soportar el peso extra de las alforjas cargadas, al menos para un cicloturismo ligero.

Recordemos que las bicicletas de cicloturismo no dejan de ser bicicletas a las que se les añaden trasportines, guardabarros, elementos de iluminación, que por otra parte muchas de ellas ya traen de serie.

La robustez de los componentes debe primar sobre el peso, y la construcción de las bicicletas clásicas en materiales como el acero y sus geometrías algo toscas, nos permiten  conseguir esa resistencia necesaria para un peso extra a lo largo de muchos kilómetros.

Como decíamos, entre el equipamiento de las bicicletas de cicloturismo, podemos destacar trasportines, alforjas, guardabarros, herramientas, recambios, portabidones, luces y dinamo, cuentakilómetros, rutómetro, sillín cómodo y el material necesario para la travesía que se vaya a realizar.

Sería recomendable una transmisión con desarrollos cortos para poder afrontar las subidas, un sistema de frenado con elevada fuerza y resistencia, unas ruedas de doble pared con bujes, ejes y radios reforzados, palancas de cambios en la potencia, manillar de carreras y manetas de freno dobles.

Antes de plantearse el uso de una bicicleta clásica para el cicloturismo debemos considerar todo lo anterior, es necesario señalar que allí donde estas joyas ganan, como es la durabilidad, resistencia y construcción, otros elementos como las ruedas y frenos no son los más adecuados para una carga grande  o un trayecto demasiado accidentado.

Esta es nuestra colección, ¡que  la disfrutes!

 

Motobecane Porteur Parisien 1958 (2ª parte)

Hace unos días os presentamos esta Motobecane Porteur Parisien de 1958 de la Colección de Leo, por fin os la podemos enseñar terminada tras recibir unos cuantos mimos y los componentes que le faltaban... transportín delantero, palanca y cambio de Le Simplex, las...

leer más

Tándem Talbot randonneur 1949 (1ª parte)

"Siempre nos quedará París"   Comenzamos con la célebre frase de la mejor película de la historia del cine, Casablanca, en este caso como llamada de atención a ese sentimiento especial que envuelven algunos momentos de nuestra vida en que uno se siente como un...

leer más

Raleigh Rapide randonneur personalizada.

"La música, lenguaje universal"   Con esta frase del compositor alemán Carl Maria von Weber abrimos esta entrada donde os enseñamos la discreta personalización con motivos musicales de esta antigua Raleigh modelo Rapide de cicloturismo. Tras barajar diferentes...

leer más

a

¿Me haces una?

¡Quiero una!